El precio del Certificado Energético

junio 30, 2013
  • Fraude certificado energético 02
  • Fraude certificado energético

El precio del Certificado Energético

El pasado día 26 de junio de 2013 el periódico Cinco Días publicaba un artículo titulado “La picaresca llega al certificado energético”. En dicho artículo, como se deduce de su título, se hablaba del tratamiento poco serio que se le está dando a este documento por parte de determinados profesionales y empresas, ya que en algunos casos se ofrece descaradamente amañar los resultados para ofrecer al cliente la mejor calificación de su inmueble y en otros, la mayoría, se hacen ofertas económicas para la elaboración de estos documentos con las que resulta imposible elaborar  certificados de calidad.

En relación con lo primero, huelga cualquier comentario. En un certificado serio la calificación obtenida resulta del cálculo y es “lo que sale” después de tratar los datos con el correspondiente programa informático homologado. Trampear con los datos para obtener una mejor calificación puede ser provechoso económicamente para un propietario poco ético, que puede negociar con su inmueble acreditando falsamente que es mejor de lo que en realidad es. Pero sin lugar a dudas es un fraude para el receptor del certificado, puesto que se le entrega un documento elaborado con datos irreales y, por tanto, completamente engañoso, ya que en este caso el comprador o el arrendatario estarán alquilando o comprando un inmueble cuyas calidades resultarán en la realidad muy inferiores a las que el certificado está falsamente acreditando.

Y en cuanto al precio, ¿cuál sería un precio razonable para el certificado energético de una vivienda? Hay que tener en cuenta que actualmente las tarifas son libres, por lo que teóricamente cada profesional puede cobrar lo que quiera, pero lo cierto es que para hacer correctamente este trabajo, como cualquier otro, con unas mínimas condiciones de calidad, hay precios que no son creíbles. Hay que tener en cuenta que no tiene ningún sentido que la elaboración del certificado se realice sin visitar la finca para realizar la toma de datos (ya comenté en un post anterior la necesidad técnica de dicha visita, pero no hay que olvidar la obligatoriedad legal de la misma, según señala el Real Decreto 235/2013). Y además de la visita, hacen falta otras informaciones, realizar cálculos, introducir los datos en el programa, estudiar y proponer las mejoras que se pueden realizar en el local para aumentar su eficiencia energética, visar el certificado en el colegio profesional (si bien esto no es obligatorio) y entregar el documento en el organismo de control correspondiente.

¿Se puede hacer todo eso por 50 o 100 euros? La respuesta es sencillamente: no. Por eso se engaña el que contrate un certificado por un precio así. A día de hoy para realizar el trabajo que exige el certificado y cubrir los costes de un profesional con una infraestructura mínima, no son serios precios inferiores a 200 euros por vivienda y ése es un precio no bueno, sino más que bueno.

Dejar un comentario

(required)

(required)


(required)

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Puede encontrarnos también en redes sociales