Qué es y qué no es un informe sobre defectos constructivos

octubre 14, 2013
Informe pericial

Qué es y qué no es un informe sobre defectos constructivos

La mayoría de las personas saben más o menos lo que es un informe pericial, es decir, que se trata de un informe elaborado por uno o más peritos que estudian uno o varios asuntos de una determinada materia y generalmente dictaminan sobre ellos.

Pero es importante saber cómo es el trabajo del perito para poder entender el resultado de un informe pericial. El perito desarrolla su tarea en diferentes fases:

1)    Toma de datos y fotografías sobre el terreno. Es fundamental el método de observación: en el caso de que el informe no sea sólo visual será precisa la realización de las pruebas necesarias o de los informes complementarios para poder llevar a cabo los análisis oportunos.

2)    Análisis de los datos. Una vez obtenida la información, el perito debe ordenarla y organizarla, considerando lo fundamental y descartando lo accesorio, de manera que el informe adquiera la consistencia necesaria.

3)    Redacción del informe. Se trata de un aspecto primordial, ya que una información mal expresada da lugar a confusiones, equívocos e incluso errores. Un informe debe estar bien estructurado. En líneas generales, al principio del mismo se deberán describir los defectos observados, a continuación se realizará el análisis de sus causas, después se propondrán las soluciones necesarias para la reparación de las deficiencias y, por último, se procederá a la valoración de las mismas.

Es importante tener en cuenta que el perito debe ser neutral, primero porque la ley le obliga y en segundo lugar porque si no fuera así su trabajo no podría considerarse ni ético ni serio. Es como si uno fuera a hacerse un TAC y exigiera al médico el resultado de antemano. Es obvio que esto no tendría sentido.

Sin embargo, nuestra experiencia nos dice que si las deficiencias que señalan los propietarios en sus inmuebles son acreditables y si los plazos de la Ley lo permiten (ver la LOE, Ley de Ordenación de la Edificación), éstas son reclamables y suelen serlo con éxito. Por cierto, que es muy importante tener en cuenta dichos plazos, porque fuera de ellos cualquier reclamación resulta mucho más difícil.

Otra cosa más a tener en cuenta es que un informe sobre defectos constructivos para que de verdad tenga validez debe estar elaborado por un técnico competente, cualificado y, sobre todo, experto en estos temas. En principio, por su formación, los técnicos más adecuados son los Arquitectos y Arquitectos Técnicos, apoyados a veces por informes parciales de otros profesionales (en temas de estructura, acústica, instalaciones, etc.). Pero son los primeros los que con mejor perspectiva y criterio pueden sacar adelante un informe de conjunto para que éste resulte verdaderamente útil. Y por supuesto, no hay que olvidar que para que la reclamación llegue a buen puerto deberá hacerse con la demanda de un buen abogado. De lo contrario, todas las acciones anteriores se quedarían en “agua de borrajas”.

Dejar un comentario

(required)

(required)


(required)

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Puede encontrarnos también en redes sociales